Cuando pasamos por desiertos es la oportunidad de renovación y entender que algo nuevo y grande se acerca. Así que si estas pasando por un desierto no pienses que ese es tu final! El desierto es pasajero y Dios lo permite para que aprendamos a depender de El; en Deuteronomio 8:2 dice: “Recuerda el camino por el que el SEÑOR tu Dios te guió durante todos estos 40 años en el desierto, para enseñarte a ser humilde, ponerte a prueba y saber lo que tú pensabas: para saber si ibas a obedecer sus mandamientos o no”.

Mis amados los desiertos son preparados para que descubramos el gran potencial que hay en nosotros, para que podamos conocer a Dios a quien le servimos, conocer sus maravillas y lo que El puede hacer. Nunca pienses que te vas a quedar ahí y que será tu destrucción . Aprendamos a seguir adelante sin queja, confiando en que Dios nos llevará a la promesa y que estará con nosotros en todo tiempo. El enemigo va tratar de tentarte para que mueras en el desierto o que te devuelvas a Egipto, pero tienes que armarte de valor y saber que hay una promesa de parte del Señor para tu vida y familia. 

Recuerda que Jesús después de pasar tiempo en el desierto empezó su ministerio glorioso, el pueblo de Israel después del desierto entraron a la tierra prometida y el tiempo que pasaron en el desierto, Dios los alimentó, estuvo con ellos de principio a fin. Los desiertos se pasan en total confianza a Dios y con determinación sin titubear del propósito de Dios en nuestra vida. Así que hoy Dios te recuerda que no te desesperes! Sigue luchando porque lo que te espera es mucho mejor! 

Les enviamos un abrazo 🤗 fuerte 💪 desde la distancia, sigamos juntos peleando la buena batalla!
Seguimos orando por ustedes, sus países y sus familias.

Les amamos.
Pastores Raymond & Mónica Jaquez.


0
0
0
s2sdefault