Salmos 3:5
Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque Jehová me sustentaba.

Qué Bendición el poder dormir tranquilos sabiendo que Dios nos sostiene. Esta confianza viene de creer en El, de depositar nuestra vida en sus manos y no permitir que las aflicciones de este mundo me quiten el sueño.

Dormir es el momento donde nuestro cuerpo retoma fuerzas. Una de las estrategias del enemigo es agotarte, que estés cansado porque sabe que de esa manera te debilitas y no podrás ver con facilidad las promesas de Dios en tu vida, entonces En vez de alabar viene la queja, en vez de orar viene el desespero, al ansiedad.

Amados, descansen en El, no permitas que nada ni nadie te robe el gozo y La Paz que Dios te dio, reposa en aquel que dio su vida por ti y tiene cuidado de los tuyos. Recuerda que la Palabra De Dios es una semilla que va ir actuando dentro de ti para hacerte una persona madura, llena de fe y un guerrero, por eso es que el enemigo desea robarte lo que Dios ha depositado en ti. Tú no estás solo, son Mas los que están contigo!

Memoriza: salmos 4:8 " En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porqué solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

LA ORACION DE HOY!
Señor te doy gracias por tu misericordia, mi confianza está puesta en ti y no voy a permitir que las adversidades me roben el gozo. Declaró que las palabras negativas no harán ningún efecto en mi vida. Jesus, Te entrego los asuntos que yo no pueda resolver, todo está en tus manos, desde ahora en adelante dormiré tranquilo porque tu mano me sostiene. Todo esto te lo pido en el nombre de Jesus!!

Atte: Pastores Raymond y Monica Jaquez


0
0
0
s2sdefault